¿Qué son las Temporas?

En la ordenación anterior a la reforma posconciliar se celebraban las Témporas cuatro veces al año, coincidiendo casi con el inicio de la primavera, del verano, del otoño y del invierno. Era el tiempo designado también, junto con las plegarias, rogativas y ayuno, para conferir las órdenes sagradas. 

En cada una de las Témporas, la Iglesia invitaba a los fieles a vivir el ayuno y la oración durante tres días (miércoles, viernes y sábado) con el fin de implorar al Señor sus bendiciones para la estación, pedir los frutos de la tierra y suplicar por nuevas vocaciones sacerdotales. El tercer día (sábado) quedaba destinado a la administración de las órdenes sagradas, práctica que comenzó con el papa Gelasio I (492-496). 

La estructura de estos breves tiempos litúrgicos recuerda así la antigua costumbre de ayunar tres días cada semana (miércoles, viernes y sábado), de suerte que cuando ella desapareció la Iglesia quiso conservar esta práctica al menos en ocasiones señaladas del año, coincidiendo con el inicio de cada una de las estaciones. Hacia fines de la Edad Media, los tres días de Témporas eran todavía fiestas de precepto.

Las Témporas de otoño (o terceras) corresponden al miércoles, viernes y sábado siguientes al 14 de septiembre, fiesta de la exaltación de la Santa Cruz. Si este día cae en miércoles, entonces las témporas se celebran el miércoles, viernes y sábado de la semana siguiente. Las Misas de estos días son una acción de gracias por la cosecha y la vendimia. Ellas están ubicadas antes del XVIII Domingo después de Pentecostés, lo que explica que la Epístola de esa Domínica recuerde los poderes conferidos al sacerdote con su ordenación.

19347204184_c62ea24239_z.jpg

Los cristianos hoy en día son generalmente conscientes de la importancia de la oración y la limosna. Pero con demasiada frecuencia nos perdemos las riquezas espirituales de las que habla el Papa San León, porque todos nos hemos olvidado del ayuno. Tal vez pensamos que el ayuno es sólo para los monjes, o simplemente para los santos. Pero, en realidad, como nos muestran el ejemplo de Nuestro Señor (cf. Mt 4, 1-11) y los esfuerzos de sus apóstoles (ver 2 Cor 10:.. 3-5; Efesios 6: 12-13), el ayuno es un poderoso medio para que todos los cristianos luchen contra el diablo, nuestro enemigo espiritual, muy real, que trata de robarnos la salvación y alguna vez nos puede.

¡No tengan miedo!. La experiencia demuestra que incluso los cristianos más comunes, que ayunan, son capaces de estar mucho más tiempo sin comer, de lo que los hábitos regulares nos llevarían a creer. Y al hacerlo, no sólo les resulta más fácil de lo esperado, sino que además encuentran una sorprendente alegría.

Rogation Day Procession (3).jpg

Nuestra cultura carece de alegría. Nos hemos engañado a nosotros mismos, pensando que estamos alegres cuando nos es posible poseer lo novedoso, lo más grande o lo más llamativo. Pero todo eso es simplemente una distracción de la vacuidad de una vida sin Dios. La gran paradoja de ser cristiano es que “el que pierda su vida por Cristo, la encontrará.” Que el Señor nos llene de Sí mismo mediante la negación de nuestra voluntad y de nuestro amor propio. Y esto es exactamente lo que se consigue con el ayuno.

Una vez que estemos llenos de Cristo, podremos considerarnos preparados para unirnos a su misión de encender el mundo con las llamas de Su amor. El ayuno, la oración y la limosna son la leña que convierte al alma en una tea capaz de prender fuego. El Espíritu Santo sopla sobre ella, y alimenta el fuego encendido. Incluso con una cantidad más pequeña de leña, Dios puede encender las llamas del amor en tu alma. ¿Por qué no quieres ser hoy una brasa y descubrir las alegrías del ayuno?. Niégate a ti mismo y deja que el amor de Cristo se encienda e inflame tu alma. Ésta es la mayor de todas lass alegrías.”

Fuente: ICRSP España

Te puede interesar: ¡Apoya nuestro apostolado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s